top of page

10 frases típicas de una profesora de Ori Tahiti

1.- Flecta más.

El Ori Tahiti o Danza Tahitiana, se baila con las rodillas flectadas constantemente, por lo que es algo sumamente importante en una buena bailarina, y como profesora, se debe corregir siempre.


2.- Esconde el dedo gordo.

En la Danza Polinésica los dedos de las manos se mantienen juntos y el dedo gordo siempre pegado a la palma (a menos que en la coreografía se use un paso con los dedos de las manos abiertos).


3.- Más fuerza en la cadera.

Se debe desarrollar la fuerza en la cadera y que ésta prácticamente se mueva sola.


4.- Aprieta el abdomen.

Para mantener muchos pasos y en especial para las subidas y bajadas se debe mantener el abdomen firme.


5.- Sonríe aunque sientas dolor.

Si una bailarina baila con cara de sufrimiento, el espectador sufrirá con ella.


6.- Más lentos los brazos.

Por lo general cuando estamos haciendo movimientos rápidos con las caderas, cuesta disociar y los brazos tienden a acelerarse. Hay que aprender a trabajar en una velocidad con la cadera y en otra con los brazos.


7.- Primero haces tantataran tan tan y después turun turun turun, ¿entendieron?

En los Oteas (percusiones tahitianas) es muy importante aprender a escuchar los distintos instrumentos para poder ejecutarlos en la danza. Por eso muchas veces las profesoras preferimos enseñar una coreografía sin cuenta y sólo a través de los distintos sonidos de la percusión.


8.- Sigue las caderas de tu compañera de adelante.

Las danzas de la Polinesia se bailan en equipo. Existe un concepto que se llama Líder de Línea, principalmente seguir a las que están adelante para que todas vayan iguales.


9.- Relaja los hombros, sube el brazo, flecta un poco el codo, codo arriba, extiende el brazo…

La parte superior del cuerpo se debe ver lo más relajada posible, si los hombros están tensos todo se va a ver tenso, lo mismo pasa con los brazos cuando se estiran mucho. Como uno está tan pendiente de ejecutar bien el paso desde la cadera, muchas veces nos olvidamos de los brazos y su correcta postura, por eso es importante siempre corregirlo.


10. Si no duele no vale.

Quienes hemos practicado esta danza sabemos que duele, duelen sobre todo los muslos, se trabaja mucho las piernas y es algo con lo cual hay que convivir, y aunque suene extraño, conseguir. ¡El trabajo se ve cuando realmente quema!




200 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page